oscar pastior

Oscar Pastior [Hennannstadt, 1927-2006], nació en la Sajonia transilvana, en el seno de una familia de la burguesía ilustrada alemana de Siebenbtirgen. Al final de la segunda guerra mundial fue enviado, junto con otras familias de origen germánico, a un campo de concentración soviético de trabajos forzados. Regresó a Rumania en 1949 e hizo estudios de germanística en la Universidad de Bucarest, donde se graduó en 1955, ingresando en la Radio Rumana como colaborador en la sección de emisiones en alemán. Su primer libro de poemas Offene Worte [Palabras abiertas], fue publicado en 1964. Durante los años sesentas, luego de vivir vigilado por varios años por la policía secreta, que generó terror en tiempos del dictador Nicolae Ceausescu, terminó trabajando para ella con el alias de Otto Stein, cosa que apenas se supo después de su muerte. Parece que gracias a sus colaboraciones obtuvo una beca en Viena, donde desertó del partido comunista rumano. Lo cierto era, que el temora que se hiciera pública su condición de homosexual, lo convirtió en la víctima perfecta de la Securitate rumana.

Primero se instaló en Múnich y luego en Berlín Occidental donde es recordado por sus traducciones literarias del rumano de autores como Tristán Tzara y Marin Sorescu. En 2006 recibió el Premio Georg-Büchner. Traductor de la obra de Petrarca, adquirió notoriedad por sus obras inspiradas en el llamado dadaísmo Lautmalereien [Pinturas en voz alta]. Según algunos críticos, Pastior influenciaba "las visiones del mundo" al experimentar con el lenguaje. Su poesia era su voz porque "hacía perder la cabeza a quienes le escuchaban recitar". Un artículo en Die Welt, después de su muerte, dijo que su manera de escribir estaba vinculada a los recuerdos de infancia, como cuando veía a su madre pelar una cebolla, haciendo que las imágenes de la realidad fueran abriendo tras quitar trozos tras trozos de la piel del fruto y así, hasta llegar al centro, donde saltaría el efecto metafórico. Era un virtuoso en los procedimientos de confrontación del lenguaje con sus estructuras, formas y convenciones, que ciertamente desguazaba y extrapolaba hasta el mismo absurdo, atando lógica y juego, sutilizando las palabras, los fonemas, las citas y las alusiones. Este "mago de las palabras" se alimentaba, además del rumano, del húngaro, ruso, francés, inglés y de los regionalismos alemanes que conoció en la prisión rusa. Fue el único escritor de lengua alemana en pertenecer a Oulipo, [Ouvroir de littératurepotentielle] el taller de la literatura potencial, del que hicieron parte matemáticos y escritores que pretendían crear, como Raymond Queneau, Italo Calvino, François Le Lionnais o Jacques Roubaud, literatura a partir del constreñimiento de las técnicas de la escritura. Entre sus obras destacan EinTango poemundandere Texte [Un poema tango y otros poemas, 1978], Anagrammgedichte [Poemas anagramas, 1985] y Villanella & Pantum. Gedichte [Villanella y Pantum. Poemas, 2000].

 

Desider en Canevá

 

Me gustaría para el muchas gracias — pofavor

una húmeda patata luminosa debit licor tambor del lavado muchas gracias por denada

pofavor un cuente gracias por la cuenta

pofavor un armado de pared gracias por el usuario a usted

conquemado — el retículo

quiero además un deshuesar dos hijos fijos ah novias sobrias con o biel-decodificación

pofavorpofavor ni por lo que más quiera

anota panecillos para la limpia tercera pettelucericos para petittes hocicos bolsas tapetos para medianos pathetos tanques garras para modales de mesa polilla fritas para pura guata arrullo tenvío para tenvullo arrío de rerumpofavor natura

pofavor una más

unaymedia

ligera

tijera

graciasgracias por la gran lata

plata

ata

costilla

cordón fin de la audición.

 

[José Luis Reina Palazón]

 


El letrero de seguridad

La valla se come el letrero de
seguridad y desde entonces
diecinueve o veintisiete
cantilenas habrán sido entonadas
en Transilvania

Los nombres en las escuelas
escuchan y atrapan
al hombre que nace.

Las minorías en la 
carretera no son masas
que puedan impedir una guerra.

Embalan sus equipajes,
llenan de gas sus coches
y a las estaciones dan
la espalda. 
"

[M.N.C]


Progresivo metabolismo de una sextina

Este seis que veis así
como este que ve el seis
dijo que el seis es 
así como este ve que el seis
es seis para quien lo ve
y para quien dice que lo ve.


Aquí hay seis que ven
y ven que aquí hay seis
y que hay quienes ven seis
y quienes ven seis allí
y seis aquí.

Ya que veis seis aquí
así como este ve seis aquí
así serán los seis de aquí
y los seis de allí.

Hay seis allí que ven aquí
y ven aquí seis allí
y dicen que ven seis.

[M.N.C]


Siempre

No hay tal cosa como el poema. 
Siempre existe sólo este poema 
que te está leyendo. 
Pero porque en este poema ves por encima 
de lo que puedes digo que 
no hay tal cosa como el poema 
y que siempre existe sólo este poema 
que te está leyendo 
aunque el poema que no lees te puede leer 
y no hay tal cosa 
como siempre sólo este poema. 
Ambos, tú y tu lectura de esto y aquello. 
Llámalo con nombres que te leen 
incluso si no hay tal cosa 
como tú sólo aquí. 

[M.N.C]